Y a pesar de todo, a veces, las cosas no salen bien.

Tal y como dice el título de este post, aunque pongas toda tu alma en que algo salga bien, a veces, no ocurre así. Una puede poner toda su energía y todas sus mejores intencio

nes en una relación de amor, en una relación de amistad, en una relación laboral, en gestionar una empresa, en escribir un libro, en hacer un pastel, en realizar una tarea o lo que sea, y que a pesar de todas las buenas intenciones, todas las ingentes energías aportadas y puestas a disposición del objetivo, éste no ha podido ser cumplido tal y como te habría gustado. Y la vida es así.

Yo lo he vivido varias veces en mi vida y son duros estos golpes. Son heridas que, al estar abiertas, requieren de una posterior sanación, asunción de lo ocurrido, un aprendizaje y/o lección y cierre de la herida.

Es cierto que cada persona vive las experiencias de la vida de una manera diferente, lo que para mí es un drama quizás para ti no lo sea y viceversa. Pero esto poco importa, cada un@ la vida según sus creencias y se recupera de los reveses de la vida también según sus creencias.

Lo único que puedo añadir es que esto seguirá pasando, pero debemos trabajar en nosotr@s mim@s para que esos golpes cada vez nos hagan menos daño o nos creen heridas cada vez más pequeñas y que cada vez sanen antes.

Publicado en Blog | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario